Eugenio María de Hostos Bonilla (1839-1903)
Nació en el Bo. Rio Canas de Mayagüez, Puerto Rico. Hombre de frente noble y despejada, la barba espesa y la mirada azul. Hablaba con palabras firmes y de expresión serena. Su espíritu era fuerte como el roble.
Un día se fue al cielo y dicen que allí arriba cada vez que llega un niño el lo recibe con sus juegos y sus palabras dulces, de padre bueno, hermano mayor.

"Ni el amor a la verdad, ni aun el amor a la justicia, bastan para que un sistema de educación obtenga del hombre lo que ha de hacer del hombre, si a la par de esos dos santos amores, no desenvuelven la noción del derecho y del deber, la del derecho, para hacerles conocer y practicar la libertad: la del deber, para extender prácticamente los principios naturales de la moral, desde el ciudadano hasta la patria, desde la patria obtenida a la patria pensada, desde los hermanos en la patria hasta los hermanos en la humanidad." Eugenio María de Hostos

Cortesia de Profesor Angel Sanabria

Vistas: 70

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red EducaPR para agregar comentarios!

Únete a Red EducaPR

Auspiciador - Yees!

© 2019   Creada por EducaPR.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio