POR: JOSÉ D. RUIZ, MBA

La Inteligencia Emocional es un conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan la conducta de un individuo, sus reacciones, estados mentales, etc., y que puede definirse  como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.  Todo esto se refleja en las organizaciones y en nuestra vida personal.

Componentes de la inteligencia emocional:
  • Autoconciencia: a veces nos cuesta ser honestos con nosotros mismos, en aspectos que sabemos debemos mejorar y no lo reconocemos.  Este punto por lo tanto, hace referencia a la habilidad de reconocer y entender nuestros estados de ánimo, nuestras emociones, y su efecto en las personas que nos rodean. Así mismo la autoconciencia nos sirve para determinar hacia dónde vamos y qué metas podemos cumplir siendo realistas. Además reconoceremos nuestros errores y seremos más prudentes al realizar determinada labor.  
  • Autorregulación: como su nombre lo indica, esta habilidad nos permite controlar nuestros impulsos y emociones y lógicamente a pensar antes de realizar cualquier cosa.  Este punto es de suma importancia ya que si en determinado momento nos encontramos ante una situación desagradable donde la primera reacción sería gritar o golpear cosas, la autorregulación hace que pensemos antes de actuar, determinemos por qué se falló en esa situación, qué factores pudieron incidir para el fracaso y cómo se podría solucionar de la mejor manera. Aquí es importante reseñar que un líder con esta habilidad le daría más confianza a sus subalternos y las riñas dentro de un grupo tenderían a desaparecer. El miedo al cambio no estaría presente en un líder con esta habilidad y la reflexión y el pensamiento siempre estarán en primer lugar.
  • Motivación: aquí lo importante es trabajar y sentir satisfacción ante una meta finalizada, y no sólo buscar recompensas en dinero o status. Los líderes con esta habilidad se apasionan por su trabajo, les gusta aprender siempre, son creativos y muestran una energía y unos deseos impresionantes para culminar de la mejor manera una actividad y llevan un registro del desempeño realizado.
  • Empatía: esta habilidad hace que un líder considere los sentimientos de los subalternos y sepa tratar a las personas, según las reacciones que estas puedan tener en determinado momento, es saber cómo decir las cosas y cómo actuar al percibir y entender el punto de vista de cada uno de los miembros de determinado grupo de trabajo, ante situaciones problemáticas. Es muy importante añadir también que la empatía es muy necesaria al tratar negocios internacionales dentro del marco de una globalización cada vez más grande, ya que aquí lo importante es tratar bien a los clientes, entender sus puntos de vista, cultura y descubrir qué deseos pueden ser satisfechos de la mejor forma.
  • Habilidades sociales: junto con la empatía, este componente hace referencia a la capacidad de las personas para manejar las relaciones con los demás y conducirlos hacia la dirección que se desee ya sea buscando un acuerdo o un entusiasmo frente a un producto o servicio.
Los supervisores tienen que conocer el tema de la Inteligencia Emocional para comprender y poder dar curso a sus actitudes y comportamientos para con sus subordinados, entre los temas, el liderazgo es un proceso que implica no solo la capacidad de tomar decisiones, sino la habilidad de desarrollar una cierta estabilidad emocional.  Esto es el resultado de la gestión de las competencias de la inteligencia emocional "El éxito del liderazgo empresarial” no se apoya solamente en la capacidad de tomar decisiones acertada en el momento oportuno. Implica muchas otras cosas desde el punto de vista emocional.  Podemos tener una buena decisión pero no una buena actitud hacia nuestros empleados y no ser exitoso.  Cuando se desarrolla la inteligencia emocional aumenta las oportunidades de éxito para los supervisores en la organización y en su vida personal. 

El primer paso para lograrlo es identificar cuáles son esas destrezas y habilidades personales y sociales que te llevan al éxito en la vida.  El segundo paso es identificar cuáles de esas habilidades son las que necesitas desarrollar, para comenzar a trabajar de inmediato.  Entre las habilidades de inteligencia emocional que te llevaran al éxito de la empresa son: conocer y entenderte a ti mismo, conocer los sentimientos y las emociones que experimentas e identificar qué los motiva, así estarás en sintonía contigo mismo.  Reconocer cuales son tus valores, principios y vivir de acuerdo a ellos.  Para lograr Actitud positiva debes siempre decir “se puede” y tener una actitud positiva en tu trabajo.  Tener capacidad de vencer las inseguridades y tomar riesgos.  Poseer motivación e iniciativa propia.

En conclusión la inteligencia emocional en la empresa es de suma importancia para las organizaciones ya que hay que  tener presente la información que nos proporcionan las emociones, nos permite modificar nuestras conductas y pensamientos con el  fin de transformar las situaciones; esto resulta de relevante importancia en el ámbito laboral: “La clave está en utilizar las emociones de forma inteligente que es precisamente lo que queremos decir con inteligencia emocional: hacer, deliberadamente, que nuestras emociones trabajen en beneficio propio, de modo que nos ayuden a controlar nuestra conducta y nuestros pensamientos para obtener mejores resultados”.  Hay supervisores que tienen un coeficiente de inteligencia muy alto y mucha preparación,  pero le falta esa característica de la empatía y de las buenas relaciones con sus compañeros de trabajo.  En el campo laboral es de suma importancia que los supervisores conozcan de la inteligencia emocional para que sean competitivos en su empresa y puedan cumplir con las metas de la empresa.       
 

Vistas: 405

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red EducaPR para agregar comentarios!

Únete a Red EducaPR

Auspiciador - Yees!

© 2019   Creada por EducaPR.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio