La oposición a la enseñanza escolarizada es tan estéril como la oposición a la ilegalización de la droga. Se trata de dos economías que apuntalan nuestra sociedad postindustrial: una subterránea y la otra semi-subterránea, dada la corrupción rampante en el sistema público. CONTINÚA>>

Vistas: 8

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Red EducaPR para agregar comentarios!

Únete a Red EducaPR

Auspiciador

 

© 2017   Creada por EducaPR.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio